sábado, 31 de diciembre de 2016

Los 5 hechos insólitos religiosos de 2016

Se acaba el 2016 y mucho medios hacen resúmenes de los hechos más trascendentales del año. El blog sindioses ha querido señalar los diez hechos insólitos religiosos que tuvieron mayor repercusión.

5. El arca de Noé en Kentucky 

Con un gasto monumental de dinero, más de 102 millones de dólares, Ken Ham el obstinado creacionista abrió en julio un parque en el que desea hacer pasar como hecho real el diluvio del Génesis. 

Su "museo", que está dirigido a jóvenes y niños, busca mostrar como real el relato que todos los animales se salvaron en un arca de madera en un diluvio universal de hace 4.000 años. 

A diferencia de otros creacionistas, en esta versión hay dinosaurios en el arca, como este montaje en el que un par de dinosaurios herbívoros reposan plácidamente dentro de una impoluta arca.

Grupos de ateos locales se han manifestado por hacer pasar este parque como "histórico" y han adelantado interesantes actividades académicas.



4. Tragedia aérea con salvación de evangélicos.

Tras un accidente o tragedia no faltan los creyentes que salen a reclamar milagros en medio del desastre. Sin percatarse de la gran contradicción en la que un dios justo permitiera un desastre mayor para salvar a unos pocos. 

El accidente a finales de año en Colombia de un vuelo charter con el equipo Chapecoense no se salvó de tales razonamientos. 

De los seis sobrevivientes, tres eran evangélicos y esto bastó para que no pocos creyentes adjudicaran a esto su superviviencia.

También el posterior relato del hallazgo de una Biblia, fue motivo para razonamientos relacionados con milagros.


3. Federación de fútbol de Ruanda prohíbe hechizar los partidos.

En África hay muchas instancias oficiales que creen que la brujería es real. Así lo hizo la Federación de Fútbol de Ruanda que prohibió la realización de hechizos tras un acto realizado durante un partido de la liga local entre el Mukura Victory y el Rayon Sports el pasado 27 de diciembre.

2. Miles de colombianos fueron engañados por pastores para que votaran NO a proceso de paz.

En un acto de presión electoral sin precedentes, cientos de pastores evangélicos, pentecostales y carismáticos se sumaron a la campaña de votar NO al acuerdo de paz con las FARC en Colombia, tras más de 50 años de guerra civil, por incluir en estos el "enfoque de género": Lo que buscaba reparar a las mujeres víctimas de abusos sexuales, así como la persecución de diferentes actores armados de minorías sexuales, se convirtió para los pastores en un intento de "homosexualizar el país". Tras las elecciones del 2 de octubre y por una ventaja de 0,4% la presión evangélica logró rechazar los acuerdos.

Posteriormente y ya envalentonados, los pastores entraron a la casa de gobierno a entrevistarse con el Presidente Juan Manuel Santos. Una revisión de los acuerdos y el retiro de la expresión "enfoque de género", junto con otros puntos fue llevado posteriormente al Congreso sonde el legislativo lo salvó. Ya en días recientes el Consejo de Estado declaró que en tales campañas hubo "engaño generalizado". Los pastores evangélicos han pasado así a la historia de Colombia con este acto.

Pastor Tobías Jiménez, presidente de la iglesia cuadrangular en Colombia (izq); expresidente Álvaro Uribe (centro) y el pastor Marco Fidel Ramírez (der.) celebrando el triunfo del NO al plebiscito por el acuerdo de paz.
5 de octubre de 2016.
1. Amish consideran que pañales para sus caballos viola su libertad religiosa

El argumento de "X cosa viola mi libertad religiosa" es usado por todos los creyentes actualmente. Si se pide a algunas musulmanas que tengan su rostro descubierto, eso viola su libertad religiosa; si se pide a testigos de Jehová que no dejen morir a sus hijos por evitar una transfusión, "eso viola su libertad religiosa", si se le dice a un evangélico que mantiene a sus hijos en casa bajo la modalidad de "Home School" a que lo envíe a la escuela, dirán que eso "viola su libertad religiosa".

Ahora han sido los Amish, en el estado de Kentucky (Si, el mismo donde está el museo del Arca de Noé) quienes han demandado la norma que les pide ponerle pañales a los caballos de sus carruajes porque eso viola su libertad religiosa.

Dos miembros de una secta conservadora de Amish han presentado una demanda civil contra la ciudad de Auburn, Kentucky, diciendo que una nueva ordenanza sobre pañales para caballos viola su libertad religiosa. Los demandantes, Dan Mast y Emanuel Miller, dicen que la ordenanza fue específicamente dirigida a los miembros de su grupo religioso.

Funcionarios dicen que los Amish dejan atrás el estiércol de los caballos por toda la ciudad, lo que plantea un problema de salud en las calles. Incluso el alcalde de la ciudad afirmó que un niño se deslizó en el estiércol y cayó en su camino a la escuela. 

Los amish viven sin comodidades modernas como televisión, radio o electricidad. Utilizan carruajes tirados por caballos y en lo general mantienen una vida aislada de "influencias mundanas".


Sin duda hubo más hechos religiosos insólitos. Esperamos poder seguir estando con nuestros lectores en el 2017.

Un feliz y racional año nuevo, por parte del equipo de SinDioses (Web, blog y Fanpage)




domingo, 18 de diciembre de 2016

Ateos presentes frente a las marchas antiderechos de los cristianos

Los fundamentalistas evangélicos se han unido en toda Latinoamérica para oponerse al avance del reconocimiento de derechos para las minorías sexuales. Marchas en Colombia, México, Honduras y Perú en los últimos meses y con mensajes y estrategias similares buscan presionar contra la igualdad.

El turno más reciente fue para Lima, en donde los grupos evangélicos, pentecostales, carismáticos y católicos se han unido al frente del Ministerio de Educación para pedir que se saque de la revisión curricular el enfoque de género. Cabe señalar que los grupos antiderechos se refieren a esto como "ideología de género" como un paraguas bajo el cual se oponen a que se enseñe de manera positiva sobre la aceptación de las minorías sexuales y se oponen a los avances que en algunos países se han alcanzado (casos de México y Colombia) e impedir que se alcancen en otros (Perú, Honduras, etc.).

En algunos de estos plantones se han manifestado ateos, feministas y secularistas que recuerdan la necesidad de estados laicos. En el caso peruano ha sido la APERAT Asociación Peruana de Ateos y la Sociedad Secular Humanista del Perú quienes se han presentado a estos plantones ha dejar ver su oposición a los deseos clericales de los religiosos.

"Fuera la religión de las aulas" cartel de Iván Antezana.
"Los evangélicos y católicos no tienen forma de presentar de manera lógica una oposición a cosas que ya la OMS ha dicho, como que la homosexualidad es una enfermedad, entonces se inventan este término de "ideología de género" para arropar todos sus prejuicios homofóbicos y machistas y su deseo de imponer la Biblia en las escuelas públicas", señaló Iván Antezana de la Sociedad Secular Humanista.

Cabe señalar que el día 16 de diciembre, día que se llevó a cabo la marcha en Lima, ya el ministro de educación Jaime Saavedra había sido censurado por la oposición fujimorista la cual se ha aliado con las iglesias evangélicas. Algo similar ocurrió en Colombia donde el sector de extrema derecha del Centro Democrático (uribismo) en alianza con las iglesias evangélicas fueron a presionar por el retiro de la ministra de educación colombiana Gina Parody por la revisión de los manuales de convivencia (reglamentos escolares) a fin de que no hubiese discriminación a adolescentes gays, lesbianas y trans.

Les dejamos unos vídeos tomados en la marcha limeña. Uno en el que se entrevistan a unos creyentes, en otro a los activistas laicistas y un último en el que se entrevistan a unos estudiantes que pasaron por la marcha.


Creyentes comparan el enfoque de género con "adoctrinamiento hitleriano"




¿Qué opinan los ateos y laicistas sobre la arremetida evangélica antiderechos?





¿Qué opinan los estudiantes? Los directamente afectados.



¿Y usted qué opina?

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Pequeños avances de laicidad en Colombia

Un par de avances importantes se han dado en el campo de la laicidad estatal en Colombia,

Por una parte, la Corte Constitucional declaró inválida una norma que permitía a la Iglesia Católica hacer parte de los órganos de dirección del Sistema Nacional de Aprendizaje Técnico (SENA); y en otra decisión el departamento de Risaralda (en la zona cafetera) desestimó la propuesta de incluir una mención de dios en el escudo del departamento.


Iglesia califica la laicidad como "pretexto".

Fuente El Espectador

La Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó la norma establecida en la ley 119 de 1994 que permitía la designación de un miembros de la Conferencia Episcopal de Colombia en el Consejo Directivo y en los Consejos Regionales del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) para su representación.
El alto tribunal determinó que dicha normatividad desconocía el hecho que la Constitución Política de Colombia establece que Colombia es un Estado laico, confesional y neutral. La exigencia para que la Conferencia Episcopal tenga a un representante va en contra de estos principios desconociendo la libertad de cultos.
En la demanda presentada se advertía que “incluir a un representante de la Iglesia católica romana en los órganos directivos nacionales y regionales” iba en contravía del carácter laico y pluralista que existe en Colombia, hecho por el cual debía ser declarada inconstitucional.
En el debate jurídico se avaló esta tesis y se quitó dicha norma que para la Corte vulnera la libertad religiosa que protege la Carta Política. En este sentido se considera que se le estaba otorgando un trato privilegiado a la Iglesia Católica frente a las otras.
"Están estimulando la participación de esa Iglesia en la construcción de políticas públicas que le serán aplicables", precisó la Corte Constitucional al resolver esta acción judicial.

Finalmente, dice la conferencia, "con esta decisión la corte ha desconocido la historia del Sena y su carácter social". Y que cuando la Corte argumenta que Colombia es un estado laico es un pretexto "para excluir a la iglesia de los organismos directivos del Sena". (Ver comunicado de la Iglesia Católica)
La Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo por su parte se manifestó que "con esta decisión, la Corte Constitucional marca una orientación clara en la separación del Estado y las Iglesias y rescata el valor de la laicidad estatal".




Dios no entró en el escudo de Risaralda

Unos diputados creyentes propusieron poner en el escudo del Departamento de Risaralda la expresión "Dios y Libertad"lo que llevó a la Asociación de Ateos de Pereira a manifestarse, e incluso pudieron expresarse en la Asamblea Departamental, tras lo cual quedó descartada la mención de dios en el emblema de esta región de Colombia.

"En el símbolo del Departamento debemos estar representados todos los risaraldenses, creyentes y no creyentes, y no solo los católicos. Es un contra sentido que la Corte Constitucional haya manifestado que Colombia no tiene credo ni religión oficial y que se estén dando estas propuestas que son acordes a un Estado confesional" puntualizó Alexander Ríos de la Asociación de Ateos de Pereira.

Las que se han perdido

Por otra parte la Corte Constitucional dejó en firme la financiación de las procesiones de Semana Santa de la ciudad de Popayán por el hecho de ser patrimonio inmaterial de la humanidad, registrado por la UNESCO y por que la Iglesia Católica no participa en la organización ni manejo de dineros. La Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo fue invitada por la Corte para dar su posición, la cual está publicada en este blog.

La procesión de Pamplona si fue descartada de financiación, en otro fallo, justamente por contemplar a la Iglesia Católica como destinataria de los dineros públicos.


sábado, 26 de noviembre de 2016

Dona un libro racional

Los ateos de Bogotá han lanzado una campaña para ayudar a divulgar ciencia y escepticismo entre los jóvenes de la capital colombiana. Por medio de donaciones llevarán libros a instituciones con programas de lectura libre para fomentar la ciencia y la razón.

Texto de la campaña

¿En qué consiste la campaña?
Ayúdanos a fomentar la ciencia y la razón. Si deseas colaborar puedes comprar un libro de ciencia, divulgación científica, escepticismo y pensamiento racional, acorde para edades escolares y jóvenes. Estos libros serán entregados por la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo y la Asociación de Ateos de Bogotá a un par de instituciones educativas distritales que adelantan proyectos lectores con sus estudiantes.

¿Por qué es importante esta campaña?
Nuestra sociedad tristemente tiene altos niveles de analfabetismo científico y proliferación de pseudociencia, superstición e irracionalidad. Por medio de la lectura se puede ayudar a muchos niños y jóvenes a tener una perspectiva racionalista de la vida. Tú aporte será decisivo para muchos chicos.

¿Dónde puedo conseguir los libros?
Hay librerías en Bogotá que tienen libros de ciencias para niños. Temas como dinosaurios, volcanes, astronomía, animales, geología y similares, son adecuados para chicos de tercero a grado sexto. Libros de escepticismo y de autores como Carl Sagan y Christopger Hitchens también son recomendables.

Librerías generales como La Panamericana cuenta con libros de ciencias adecuados para niños de primaria a grado sexto. La Librería Nacional, la Librería Lerner y la del Fondo de Cultura Económica (Calle 11 N° 5-60) cuentan con una colección de divulgación científica y racional mucho más grande.


¿Cómo hago llegar mi donación?
Después de comprar tu libro contáctanos al teléfono 314-2630285 o al correo bogota@ateos.co allí nuestro coordinador de campaña, Jorge González gestionará la recolección de tu libro. Recibiremos donaciones desde noviembre del 2016.

¿A dónde irán los libros?
Haremos una primera entrega en febrero de 2017, una vez iniciado el año escolar, a un colegio que tiene implementado un programa de lectura voluntaria. Usted como donante recibirá por correo una notificación de a qué entidad y cuándo fue entregada su donación. Por nuestro fanpage informaremos del evento de entrega.

Compartimos a continuación unas fotografías de algunos libros disponibles en la librería del Fondo de Cultura Económica.





martes, 22 de noviembre de 2016

Modus operandi de los Testigos de Jehová... y otras sectas

Una de las principales características de las sectas es la de limitar el acceso a información contradictoria a sus feligreses. Para muchos evangélicos, adventistas, testigos de Jehová está prohibido acceder a otras fuentes so pretexto de ser protegidos. De esta manera los clérigos de las sectas mantienen una estrecha visión del mundo de sus adeptos.

Por ejemplo, la señora Elena G. de White, considerada profetiza por los adventistas declaró que "Es la obra de Satanás presentar a nuestros jóvenes historias en periódicos, revistas y libros de cuentos que fascinan los sentidos destruyendo así su gusto por la Palabra de Dios".

La viñeta que acompaña este texto ilustra como, con una apariencia de aperturismo y libertad, los líderes religiosos impiden la comparación y contraste de ideas.

lunes, 21 de noviembre de 2016

¡Vaya timo! estrena dos títulos

La editorial Laetoli, enfocada en fomentar el pensamiento escéptico racional, presenta dos nuevos títulos a su colección. Las terapias espirituales y el islam son el tema de los dos nuevos títulos.

Las terapias espirituales ¡vaya timo! En esta obra del cardíologo Javier Sanz se  nos explica porque las llamadas terapias de sanación espiritual son un fraude. Sanz completa tres obras en esta colección después de colaborar con "La homeopatía ¡Vaya timo!" y "La acupuntura ¡Vaya timo!"

También de reciente aparición es "El islam, ¡Vaya timo!" En un a obra de gran actualidad se abordan las cuestiones de si el islam es una religión de paz y si es compatible con los derechos humanos, a la luz de sus propios textos y su historia expansionista. El autor de esta obra es el sociólogo Gabriel Andrade, quien es profesor de la Universidad del Zulia. En esta serie también ha publicado "La imortalidad ¡Vaya timo!" y "El posmodernismo ¡Vaya timo!"


Con este par de títulos la colección ¡Vaya timo! alcanza los 29 ejemplares. Una interesante colección que ha ayudado a fomentar el pensamiento racional. 

No es lo mismo ser racional que ser inteligente

¿Conoce usted personas con gran inteligencia matemática pero que cree en el horóscopo o sigue alguna religión? Hay personas que cuestionan la existencia de dioses pero no tienen una gran inteligencia matemática. Hoy sabemos que inteligencia y racionalidad son dos atributos cognitivos separados. La buena noticia es que la razón es susceptible de ser entrenada y mejorada.

El siguiente es un texto de David Z. Hambrick y Alexander P. Burgoyne publicado en el New York Times

No es lo mismo ser racional que ser inteligente

¿Eres inteligente o racional? Esta pregunta puede sonar redundante, pero en años recientes los investigadores han demostrado lo distinto que son estos dos atributos cognitivos.

Todo comenzó a principios de la década de los setenta, cuando los psicólogos Daniel Kahneman y Amos Tversky llevaron a cabo una serie de experimentos que mostraban que todos, incluso las personas muy inteligentes, tendemos a la irracionalidad. En una amplia gama de situaciones posibles, según revelaron los experimentos, la gente usualmente toma decisiones basadas en la intuición más que en la razón.

Daniel Kahneman (izq). psicólogo israelí-estadounidense, ganador de premio
Nobel por sus estudios sobre toma de decisiones bajo incertidumbre.
Amos Tversky (der) es un psicólogo matemático y cognitivo famoso por
descubrir los sesgos cognitivos.
En un estudio, los profesores Kahneman y Tversky pedían a la gente que leyera el siguiente esbozo de la personalidad de una mujer llamada Linda: “Linda tiene 31 años, es soltera, franca y muy brillante. Estudió filosofía. Cuando era estudiante, le preocupaban las cuestiones de discriminación y justicia social, y también participaba en manifestaciones antinucleares”. Luego les preguntaban a los sujetos cuál era más probable: A) Linda es cajera o B) Linda es cajera y feminista activa. Ochenta y cinco por ciento de los sujetos escogieron B, aunque desde la lógica, A es más probable (todas las cajeras feministas son cajeras, aunque algunas cajeras pueden no ser feministas).

En el problema de Linda, somos presa de la falacia de la conjunción: la creencia de que la concurrencia de dos eventos es más probable que la ocurrencia de uno solo. En otros casos, al juzgar la probabilidad de los eventos, ignoramos información sobre su prevalencia. Dejamos de considerar explicaciones alternas. Evaluamos la evidencia de manera que sea congruente con nuestras creencias previas, y así seguimos. Al parecer, los humanos somos esencialmente irracionales.

Sin embargo, a partir de finales de la década de los noventa, los investigadores comenzaron a añadir un giro significativo a esa opinión. Tal como el psicólogo Keith Stanovich y otros observaron, incluso los datos de Kahneman y Tversky mostraban que algunas personas son muy racionales. ¿Quiénes son estas personas más racionales? Es de suponer que son las más inteligentes, ¿cierto?

Falso. En una serie de estudios, el profesor Stanovich y sus colaboradores pidieron a muestras grandes de sujetos (por lo general varios cientos) que llenaran pruebas de juicios como el problema de Linda, además de someterlos a una prueba de coeficiente intelectual (IQ). El hallazgo más importante fue que la irracionalidad (o lo que el profesor Stanovich llamó “disracionalidad”) se correlaciona de manera relativamente débil con el IQ. Una persona con un IQ alto tiene las mismas probabilidades de padecer disracionalidad que una con un IQ bajo. En un estudio llevado a cabo en 2008, el profesor Stanovich y sus colegas presentaron a los sujetos el problema de Linda y encontraron que aquellos con un IQ alto eran, en todo caso, más susceptibles de caer en la falacia de la conjunción.

Con base en esta evidencia, el profesor Stanovich y sus colaboradores introdujeron el concepto de coeficiente racional (RQ). Si una prueba de IQ mide algo como los caballos de fuerza de la inteligencia en crudo (el razonamiento abstracto y la habilidad verbal), una prueba de RQ mediría la propensión al pensamiento reflexivo: alejarse del pensamiento propio y corregir sus tendencias defectuosas.

También hay evidencias ahora de que la racionalidad, en contraste con la inteligencia, puede mejorar si se le entrena. En un par de estudios publicados el año pasado en Policy Insights From the Behavioral and Brain Sciences, la psicóloga Carey Morewedge y sus colaboradores pidieron a los sujetos (más de 200 en cada estudio) que respondieran a una prueba para evaluar su susceptibilidad a caer en distintos sesgos en la toma de decisiones. Luego, algunos de los sujetos vieron un video sobre el sesgo en la toma de decisiones, mientras que otros jugaron un juego interactivo en computadora diseñado para reducir el sesgo a través de simulaciones de toma de decisiones en el mundo real.

En los juegos interactivos, después de cada simulación, una revisión instruía a los sujetos sobre sesgos de toma de decisiones específicos y les daba retroalimentación individualizada sobre su desempeño. Inmediatamente después de ver el video o recibir el entrenamiento a través de la computadora, y luego después de dos meses, los sujetos respondieron una versión distinta de la prueba de toma de decisiones.

La profesora Morewedge y sus colaboradores encontraron que el entrenamiento por computadora llevó a reducciones estadísticamente mayores y más durables del sesgo de toma de decisiones. En otras palabras, los sujetos se mostraron considerablemente menos sesgados después del entrenamiento, incluso después de dos meses. La disminución fue mayor en los sujetos que recibieron el entrenamiento por computadora que en quienes lo recibieron a través del video (aunque en este último grupo también fue grande). Aun cuando hay escasas evidencias de que cualquier tipo de “entrenamiento cerebral” tenga algún impacto en la vida real sobre la inteligencia, puede ser posible entrenar a las personas para que su toma de decisiones sea más racional.

Por supuesto, es poco realista pensar que alguna vez vayamos a vivir en un mundo donde todos sean completamente racionales. Sin embargo, al desarrollar pruebas para identificar a los más racionales de entre nosotros, y al ofrecer programas de entrenamiento para disminuir la irracionalidad en el resto, los investigadores científicos pueden dar a la sociedad un empujoncito en esa dirección.


David Z. Hambrick es profesor del Departamento de Psicología en la Universidad Estatal de Michigan, donde Alexander P. Burgoyne es estudiante de posgrado.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

La teocracia que se gesta en Colombia

El anuncio de un acuerdo entre las iglesias evangélicas y las FARC sobre el tema de la “ideología de género” es parte de una mayor preocupación, la del deseo de los clérigos evangélicos por derribar la separación Estado-Iglesias. Recientemente fuimos testigos de una declaración de “guerra espiritual” de no pocos pastores contra los derechos de las mujeres, LGBTI, librepensadores, e incluso contra la ciencia. Este intento por ayuntar la iglesia con el Estado no solo afectará a las mujeres y gays sino a la sociedad democrática en general.
Así como Juan Carlos Vélez contó a La República la sucia estrategia de la campaña del NO para ganar el referendo, el pastor Ortiz ha revelado en Las2Orillas la estrategia de la derecha evangélica para que, mediante medios democráticos, acceder al poder y minarla desde adentro. Tras estas y otras declaraciones, varios ciudadanos creyentes y no creyentes, activistas y juristas han hecho sus apreciaciones. Es necesario qué como sociedad reflexionemos sobre la importancia de fortalecer  la laicidad estatal (separación de Estado e Iglesias) como garantía de la convivencia en un Estado plural y cómo los intentos más abiertos y descarados de fusionar el púlpito con la política son una mezcla peligrosísima.
Empezaré por aclarar que Colombia sí es un Estado Laico. En los comentarios de Las2orillas al artículo “Jesús no está en guerra con la comunidad LGBTI” Rodrigo García, un ciudadano común y corriente comentaba: “En la constitución de Colombia NO es cierto que diga que somos un estado laico. Los invito a citar algún artículo que diga eso”. Así como Rodrigo hay miles de ciudadanos que niegan la naturaleza laica del Estado. He escuchado esto políticos, funcionarios públicos y a pastores como Oswaldo Ortiz, el YouTuber de la derecha evangélica.
A todos ellos les digo que Colombia Si es un Estado Laico. Si bien no hay un artículo en la constitución que lo consagre expresamente, como ocurre en la Constitución de Ecuador, Honduras o Uruguay, la Corte Constitucional, único órgano encargado de interpretar la Constitución, así lo declaró en la Sentencia C 350 de 1994, en la que justo se analizaba el caso de la consagración de Colombia al sagrado corazón de Jesús:
“Un Estado que se define como ontológicamente pluralista en materia religiosa y que además reconoce la igualdad entre todas las religiones no puede al mismo tiempo consagrar una religión oficial o establecer la preeminencia jurídica de ciertos credos religiosos. Es por consiguiente un Estado laico. Admitir otra interpretación sería incurrir en una contradicción lógica. Por ello no era necesario que hubiese norma expresa sobre la laicidad del Estado. El país no puede ser consagrado, de manera oficial, a una determinada religión, incluso si ésta es la mayoritaria del pueblo, por cuanto los preceptos constitucionales confieren a las congregaciones religiosas la garantía de que su fe tiene igual valor ante el Estado, sin importar sus orígenes, tradiciones y contenido.”

Esto significa que no hay religión, ni dogma religioso que pueda ser tomado por oficial. Ante el Estado poseen el mismo valor los Hare Krishna con tres mil feligreses, que la iglesia evangélica con los diez millones que pregonan. Y aquí es donde empieza el juego sucio de los pastores antilaicismo.
“Esta batalla la ganaremos con votos y dentro de pocas décadas pondremos a un pastor por presidente. Cambiaremos las lesivas decisiones de la Corte Constitucional que han ido en contra […] de la Palabra de Dios”, afirmó el pastor Ortiz.
En el siglo XX cuando los evangélicos eran minoría reclamaban por ser discriminados por el Estado con la Constitución de 1886 que hacía de la Iglesia Católica la religión oficial. Ahora, que ya hay libertad de cultos y laicidad y que han crecido en número desean utilizar la misma democracia para acallar al anciano que quiera eutanasia, a la pareja de lesbianas que quieran adoptar, a la pareja gay que se quiere casar, a la chica trans que desea cambiar su género y nombre en la cédula, a la mujer violada que desea interrumpir su embarazo, a los colegios que deben garantizar el no matoneo por orientación sexual, las clases de evolución, las de educación sexual y favorecer con partidas presupuestales sus conciertos evangelísticos góspel.
El cristianismo empezó siendo minoritario hasta cuando en el emperador Teodosio lo hizo religión oficial del Imperio Romano en el año 380. Una vez alcanzaron la mayoría, empezaron a someter a los paganos y otras ramas cristianas no católicas por la fuerza para que adoptasen sus credos. Posteriormente, tras surgir la reforma protestante, se dieron sangrientas guerras de religión que llevaron ya, en el Siglo de las Luces, a gestar el concepto de separación Estado – Iglesias, conocido hoy como laicidad.
Los deseos de expansión, junto con la creencia de cada denominación de ser asumida como la poseedora de “la verdadera”, son característicos de cada religión. Y es justamente en este punto donde la neutralidad estatal entra a jugar un papel importante. Los credos de fe pasan a ser asuntos individuales y no del Estado. El Estado permite la profesión de todos los cultos pero no entra a decir si hay uno verdadero, no debe favorecer a alguno o a un grupo emparentado de ellos, económica o simbólicamente, ni mucho menos en convertirse en amplificador de sus doctrinas.
Por lo anterior, es que en un Estado social de derecho, pluralista en materia filosófica, social, étnica y política, no es posible que las iglesias repriman los derechos de una minoría, como lo está haciendo ahora mismo con la comunidad LGBTI.
La historia nos muestra espejos de los alcances de lo que la “dictadura bíblica” puede hacer. En el 2014 Uganda firmó una ley que castiga a las personas homosexuales con penas de hasta cadena perpetua y obliga a delatarlas. Tras esta ley estuvieron las iglesias evangélicas quienes respaldaron al senador David Bahati, el Vivianne Morales de Uganda.
Bahati dijo en su momento tras su logro legislativo: “Somos una nación temerosa de Dios, que valora la vida de una forma integral. Es por estos valores que los miembros del Parlamento han aprobado la ley con independencia de lo que el resto del mundo piense”.
Estos discursos son exactamente iguales a los que escuchamos a prominentes pastores como Miguel Arrazola en Cartagena o a Marco Fidel Ramírez en Bogotá. Arrazola en su triunfalista mensaje tras la victoria del NO al plebiscito dijo “Colombia es tierra del Espíritu santo”. En su proyecto político no cabemos agnósticos, ateos, creyentes no afiliados a una iglesia, budistas, indígenas (a los que califica de satanistas) y un largo etcétera. Para él somos ciudadanos de segunda clase. La primera clase debe seguir ciegamente sus enseñanzas, no pensar libremente y obviamente, pagarle el diezmo.
Marco Fidel Ramírez por su parte, usa con frecuencia la expresión “dictadura de la diversidad sexual” para oponerse a las luchas reivindicativas de los LGBTI. Pues nada más alejado de verdad. Jamás la población LGBTI ha buscado hacer obligatorio para todos los colombianos el matrimonio con personas del mismo sexo, la adopción homoparental o el cambio de sexo en la cédula. Sólo se ha luchado por una igualdad ante la ley. Lo contrario, lo que persigue Marco Fidel y sus homólogos bibliólatras, si es una dictadura: Imponer solo un modelo de familia, un libro guía para todos, una moral única y el mantenimiento de privilegios para las iglesias recaudadoras de diezmos.
Otro ejemplo de concubinato religión y política nos llega desde Rusia. Allí Vladimir Putin ha hecho alianzas con la Iglesia Ortodoxa Rusa para devolverle su antiguo poder a cambio de su respaldo. En el pasado septiembre, el solo hecho de que un joven prendiera su celular para capturar un pokemón en una iglesia le ha valido el arresto. La cárcel también fue el destino para las chicas de la banda Pussi Riot quienes interpretaron la canción “Madre de Dios, expulsa a Putín” en una iglesia ortodoxa. La solicitud de siete años de prisión fue avalada por la iglesia sin mayor sonrojo. Y es que cuando la religión se hace con el poder político, los derechos humanos quedan en un segundo plano. Ya lo anunció aquí en Colombia el pastor Ortiz: “Los verdaderos cristianos, los no caídos en la apostasía, sabemos que no es posible dar, conceder o permitir derechos, por más máscara de civiles que tengan, si contradicen la Biblia”.
Como conclusión citaré las palabras de la activista Marcela Sánchez, quien es creyente pero no vinculada a ninguna iglesia: “Descuídense y verán. ¡Ahora son los tales LGBTI luego será el divorcio, decidir el número de hijos, el uso de anticonceptivos, el voto femenino y su posibilidad de contratar, ser dueñas de sus propios bienes, ir a la universidad y todas esas cosas que la naturaleza no manda!”

lunes, 17 de octubre de 2016

Reflexiones sobre el Big Bang con John Cromwell Mather




John Cromwell Mather. Foto: NASA/Chris Gunn
Tomada de Página de la NASA
John Cromwell Mather es un cosmólogo estadounidense galardonado con el premio Nobel de física en el 2006, junto con George F. Smooth, en en el proyecto COBE de la Nasa. Esta entrevista dada a La Vanguardia ayuda a aclarar aspectos del evento conocido como el Big Bang

Entrevista de Joseph Corbeta

Hay mucha gente que no entiende el big bang”, declaró el astrofísico de la NASA y premio Nobel John Mather en la conferencia que pronunció en la Pedrera el 27 de septiembre. “Cualquier astrónomo en cualquier galaxia tendría la misma impresión que nosotros de estar en el centro del universo. La distancia a la radiación de fondo cósmica es la misma en todas las direcciones para cualquier observador en cualquier lugar. El universo no tiene centro. No tiene bordes ni tiene límites. No tuvo un primer momento, que es lo contrario de lo que la gente piensa cuando piensa en el big bang. No empezó con un bang”.

Mather, que ha pasado unos días en Barcelona invitado por el Institut de Ciències Fotòniques (ICFO) en el marco de la cátedra Cirac de la Fundación Catalunya-La Pedrera, ha atendido a La Vanguardia para explicar su visión sobre el origen y el destino del universo. Mather recibió el Nobel en el 2006 por haber medido las fluctuaciones de temperatura en la radiación de fondo del universo, popularmente conocida como el eco del big bang, con el telescopio espacial COBE (acrónimo en inglés de Observador del Fondo Cosmico). Aquella investigación transformó la cosmología y nuestra visión del universo. Hasta entonces había sido una disciplina teórica. Las mediciones de la radiación de fondo cósmica la convirtieron en una ciencia experimental en que las predicciones teóricas pueden ser comprobadas con instrumentos de alta precisión.

Si el universo no empezó con un bang, ¿empezó de algún ­modo?

No empezó. No existe un momento cero, porque debería ser un momento de densidad infinita, lo cual no es posible. Todo lo que hacemos en física tiene que ver con procesos. Debe haber algo que ya exista y que se transforme en algo diferente. No podemos decir que no había nada y después había ­algo.

¿Quiere decir que el universo ya existía antes del big bang?
Nuestra intuición del tiempo es engañosa. Einstein demostró que el tiempo es flexible. Está vinculado al espacio y depende de cómo nos movemos. Si le pregunto: ¿qué edad tienen las ondas de luz que nos llegan de la radiación de ­fondo?...

No lo sé, nunca me lo he preguntado.
Van a la velocidad de la luz, no tienen edad. Si algo se mueve casi a la velocidad de la luz, el tiempo se frena. Lo predice la teoría de la relatividad de Einstein y lo han confirmado observaciones experimentales. De modo que la radiación de fondo tiene una edad desde nuestra perspectiva y una edad distinta desde la perspectiva de la luz.

No entiendo adónde quiere llegar.

A que la comprensión que nosotros tenemos del tiempo es incompleta. No acabamos de comprender qué es el tiempo. Si alguien cree que lo entiende, entonces es que no lo entiende. Tenemos la intuición de que avanza de modo regular y de que se puede medir, tic-tac-tic-tac, y no es así. En realidad es elástico.

Pero si el universo no tuvo inicio, ¿entonces por qué dicen que tiene 13.700 millones de años y que la radiación de fondo que usted midió corresponde al momento en que tenía una edad de 389.000 años?

Es correcto afirmar esto en la medida en que, si uno tuviera un reloj, entonces ese es el momento en que el universo se vuelve transparente y la luz es liberada. Pero el tiempo en sí es algo misterioso. Cualquier acontecimiento en el universo tiene unas coordenadas de tiempo y de espacio que no se pueden separar. No hay un tiempo independiente del espacio.

Dijo en la conferencia de La Pedrera que el universo no tiene centro ni límite. ¿Significa esto que hay más universo más allá de la radiación de fondo?

No podemos acceder a él y no podemos medirlo, pero es lo que creemos. Muchas personas se sienten incómodas con la idea del infinito. A los antiguos griegos ya les incomodaba. A mí no me incomoda, me parece natural la idea de un espacio y un tiempo infinitos.

¿Qué tipo de infinito le parece que describe mejor el universo? ¿Un infinito con límites como el de los números que hay entre el 0 y el 1, o un infinito sin límites como el de todos los números si empezamos a contar y nunca podemos llegar al final?

Con los datos que tenemos en este momento, parece que el universo tiene una extensión infinita, y además está en expansión. Si piensa en la superficie de la Tierra, no tiene límites, pero es finita. El universo es diferente. Tampoco tiene límites, pero su volumen es in­finito.

¿Qué consecuencias tiene esto para el futuro del universo?

Mucha gente piensa que se expandirá cada vez más rápido y que se convertirá en un lugar cada vez más frío y vacío, lo cual suena deprimente. Pero no es algo que nos tenga que preocupar por ahora, falta mucho tiempo. Además, no sabemos por qué se está expandiendo ni por qué se está acelerando la expansión. Tal vez nos dará alguna buena sorpresa y volverá a implosionar. O tal vez haya otros universos.

¿Qué le hace pensar que puede implosionar de nuevo?

Los átomos no saben lo que hacen. Pero el efecto colectivo de 10 a la potencia 24 átomos es un ser humano. A medida que se acumulan átomos, hay un proceso de cambio y de emergencia de nuevas propiedades que los átomos individuales no tienen. No sabemos qué propiedades pueden aparecer a la escala del universo.

¿Cree que el cerebro humano puede llegar a comprender el universo?

No, no lo creo. Nunca alcanzaremos una comprensión completa del universo. Pero hemos avanzado bastante.

¿Y cree que habrá seres ­humanos en el futuro del universo?

Personalmente, veo la inteligencia artificial como el futuro de la inteligencia humana. No es una perspectiva que me entusiasme, pero no veo que podamos pararlo. Es un campo que está avanzando muy rápido. Se crean productos de inteligencia artificial por intereses comerciales, los incorporamos a nuestra vida cotidiana y es difícil predecir cómo nos van a afectar. Los seres humanos somos seres muy frágiles. Necesitamos respirar, nos desagrada la gravedad cero. Los robots no tienen estas limitaciones.

Pero tal vez podamos llegar a Marte para empezar. Elon Musk ha anunciado que busca clientes para llevarlos allí.
Hace mucho frío en Marte, tiene un entorno muy hostil para nosotros. Mucho más hostil que Siberia o la Antártida. Puedo entender que alguien acepte viajar allí por razones científicas. Es muy difícil, costoso y peligroso. Pero no es imposible y creo que Elon Musk puede conseguirlo. No me imagino que nadie pueda desear ir a Marte por gusto. ¿Conoce a alguien que quiera ir a Siberia y pasar el resto de su vida allí por gusto? Pues en Marte lo pasaría mucho peor.


¿Tal vez la humanidad se extenderá por el universo con robots que programaremos para llegar adonde nosotros no podemos llegar?

O se programarán ellos mismos. Es algo que ya ha empezado. Hoy día ya hay programas capaces de aprender por sí mismos, y lo que hacen es tan complicado que ni sus programadores pueden predecirlo ni entenderlo. Pueden pensar que han creado un pro­grama inocente y tal vez no lo sea tanto.

¿Cree que pueden llegar a ser peligrosos?

Aún no sé qué pensar. Algunas personas creen que podemos controlarlos, pero es como querer controlar el tiempo. Es algo que nos supera.


¿Por qué deberían ser peligrosos unos robots que no han sido programados para ser agresivos?

Si permitimos que evolucionen, que es una manera de desarrollar la inteligencia artificial, podrían desarrollar un instinto de supervivencia. Piense que en estos momentos ya dejamos que aprendan de su propia experiencia, que los programas evolucionen por sí mismos. No soy experto en inteligencia artificial, pero si lo comparamos con lo que ha ocurrido en la naturaleza, no me parece un escenario imposible. La evolución selecciona a los que sobreviven. Así se han desarrollado el instinto de supervivencia, el hecho de ver a otros como enemigos y las conductas de atacar para defenderse.

¿Qué lleva a un astrofísico a interesarse por la selección ­natural?

No he dejado de pensar en esto desde que tenía seis años, cuando mi padre me explicó que los seres vivos estamos hechos de células que vienen de otras células. Me llevó al Museo de Historia Natural de Nueva York, donde vi los fósiles de dinosaurios y peces antiguos. La pregunta de cuáles son nuestros orígenes y cuál es nuestro futuro nunca me ha abandonado. Estudiando el universo me hago las mismas preguntas.


lunes, 26 de septiembre de 2016

Procesiones católicas de Popayán a audiencia en la Corte Constitucional.

El día de hoy se está desarrollando una audiencia pública en la Corte Constitucional de Colombia sobre la pertinencia de financiar la procesión de semana santa en la ciudad andina de Popayán. El caso reviste interés por tener como médula la laicidad del Estado y la declaración de patrimonio inmaterial de la humanidad.

La defensa de la tesis laica fue hecha por la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo, cuya ponencia reproducimos a continuación.

(Enlace a comunicado original)

Concepto sobre la Financiación de las procesiones de semana santa en Popayán ordenada en la Ley 891 de 2004 con dineros públicos.

Buenos días.

Honorables magistrados y magistradas, señoras y señores asistentes, reciban un cordial saludo de la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo.  Estamos sumamente agradecidos con esta alta Corte por tener en cuenta a nuestra ONG para la discusión de temas de laicidad del país. En este caso, la deliberación pública en la audiencia en la que se discute la financiación con dineros públicos departamentales y municipales de la Procesión de Semana Santa de Popayán ordenada en el artículo cuarto de la Ley 891 de 2004.

Esta deliberación tiene como contexto el hecho, ya establecido por la Honorable Corte Constitucional, que Colombia es un Estado Laico y no en un Estado confesional. La laicidad estatal fue confirmada por este alto tribunal en la Sentencia C-350 de 1994 en la que se afirma que:

"Un Estado que se define como ontológicamente pluralista en materia religiosa y que además reconoce la igualdad entre todas las religiones no puede al mismo tiempo consagrar una religión oficial o establecer preeminencia jurídica de ciertos credos. Es por consiguiente un Estado Laico. Admitir otra interpretación sería incurrir en una contradicción lógica. Por ello no era necesario que hubiese una norma expresa sobre la laicidad del Estado."

Un Estado Laico no es sólo aquel que no tiene una religión oficial, sino que trata a todas las confesiones religiosas en igualdad de condiciones, sin importar la antigüedad, el número de feligreses, y no entra a favorecer a una o un grupo de ellas, sobre las demás en aspectos simbólicos, educativos ni presupuestales. La laicidad del Estado es un requisito  democrático de los estados plurales en materia filosófica y religiosa, y es la condición para la coexistencia armónica de las diferentes visiones de los ciudadanos en una sociedad diversa y respetuosa.

La separación de las Iglesias y el Estado, que conlleva la Laicidad, no supone en ningún momento la prohibición de las prácticas religiosas, espirituales, rituales ni de culto, sino que por el contrario se las respeta como manifestaciones de un derecho constitucional fundamental, solo que la Laicidad conlleva a la emancipación del Estado, de manera tal que los asuntos de doctrina, culto y ritos religiosos son propios de las iglesias y sus feligreses. El Estado se centra en los asuntos de bienestar de toda la nación.

Y es aquí, cuando se habla de destinar dineros públicos a un acto cúltico, donde los defensores y defensoras del Estado Laico en Colombia vemos una cuestión de gran interés y preocupación. La asignación de fondos públicos, resultado de la recaudación de los impuestos del conjunto de la población, del “laos”, tiene un origen laico y, por ende, lo deseable en un Estado Laico, es que su destino sea el del interés común, o el interés general. Son cuestiones de interés general la justicia, la educación, el cuidado del Medio ambiente, entre otras. En cambio, cabe señalar que las creencias espirituales, teístas y religiosas y las acciones rituales y de culto, alabanza, adoración, oraciones, Te Deums, gospel o procesiones religiosas, tienen un carácter particular, propio de los ciudadanos que en su libertad de creer o no creer y de adherirse a este u otro culto, lo hacen. El dinero público no puede ser utilizado para promover las creencias religiosas o los actos de culto o conexos. No es de interés general financiar actos propios del credo católico, que son del interés de los ciudadanos que se identifican con la Iglesia Católica Apostólica y Romana, como las procesiones de la denominada Semana Santa, y no de otros ciudadanos con otras visiones religiosas o con ninguna.

Es claro que la Ley 891 de 2004 busca en últimas, la exaltación de las ritualidades, íconos y actos ceremoniales exclusivos de la religión católica romana. Es ilegitimo que el Estado trate de promover o ayudar económicamente a las iglesias u organizaciones afines a las iglesias en la promoción de su fe, o en actividades, que como las referidas en el tema que aquí nos convocan, subyacen elementos de orden estrictamente religioso que en definitiva benefician a una confesión en particular.

Esta financiación, que fue del orden de 298 millones este año y de 1.131 millones de pesos en los últimos seis años, es contraría al principio de la universalidad de la razón pública, que debe velar por lo que es común a todos.

Cuando el Estado financia actividades litúrgicas, o asisten sus funcionarios a nombre del Estado o entes del Estado, se está enviando a la ciudadanía un mensaje de preferencia y superioridad de un credo sobre otros y rompe con el elemento de neutralidad en asuntos religiosos que caracteriza a un Estado Laico.

Esta Honorable Corte ya también se pronunció  al respecto en la Sentencia C-766 de 2010 afirmando que:

“La neutralidad estatal comporta que las actividades públicas no tengan fundamento, sentido u orientación determinada por religión alguna –en cuanto confesión o institución-, de manera que las funciones del Estado sean ajenas a fundamentos de naturaleza confesional. (...)
“La neutralidad, en desarrollo del carácter secular del Estado, honra la igualdad por medio de los límites que impone a éste respecto de los motivos religiosos e influencia religiosa que sus actividades tengan. Por esta razón es que la igualdad en este específico punto se materializa como un valor –entendido en cuanto objetivo constitucional- que se busca alcanzar por vía del principio de laicidad estatal, que comportará el carácter secular de las acciones estatales y, por tanto, la neutralidad de la actuación estatal. (…)”
“… no puede ser el papel del Estado promocionar, patrocinar, impulsar, favorecer o realizar cualquier actividad de incentivo respecto de cualquier confesión religiosa que se practique en su territorio.”

A la luz de esta sentencia y de lo que históricamente se ha desarrollado en filosofía y doctrina jurídica sobre laicidad, desde Rousseau, Locke, Spinoza, Thomas Jefferson, Benito Juárez, entre otros, estamos convencidos que la financiación con dineros públicos de las procesiones de Semana Santa de Popayán, o en cualquier ciudad de Colombia, son un incentivo por parte del Estado al catolicismo y por lo tanto viola la neutralidad estatal.

No solamente se viola la laicidad con la financiación pública a las procesiones religiosas, sino también con la participación fija de agentes del Estado en estas. Como lo es la tradición de que el estandarte de la Junta Pro Semana Santa deba ser llevado por el coronel de la Policía del departamento del Cauca en la Procesión del Amo Jesús del lunes santo y por el Coronel y cuerpo de oficiales del batallón de infantería No. VII “José Hilario López” del Ejército Nacional de Colombia, en la procesión del jueves santo.

A continuación mostraremos a esta Honorable Corte que las Procesiones religiosas cumplen las características de poseer una orientación y motivación religiosas claras y ser específicas de una denominación religiosa llamada Iglesia Católica Apostólica y Romana.

Para empezar comentaremos que las procesiones buscan rememorar los acontecimientos de la pasión y muerte de Jesucristo, según los Evangelios y que para los cristianos son tomados como eventos reales relacionados con el acto de redención de dios a la humanidad. El uso de imágenes religiosas se limita al uso católico, ya que los cristianos protestantes no las utilizan,y por el contrario rechazan su uso y adoración.

En el Catecismo de la Iglesia Católica en el Capítulo cuarto, “De otras celebraciones litúrgicas”, en su artículo 1, “sobre los sacramentales”, en sus numerales 1674 a 1679, señala claramente que la veneración de reliquias, las visitas a santuarios, las peregrinaciones, las procesiones, el vía crucis, las danzas religiosas, el rosario, las medallas, entre otros sacramentales, son formas de piedad religiosa distintivamente católicas en conformidad por lo estipulado en el Concilio de Nicea II y el de Trento.

Se hace más claro que están enmarcadas dentro del catolicismo las acciones de las organizaciones que promueven las procesiones de semana santa, el título V del Código de Derecho Canónico vigente de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, que versa sobre las asociaciones de fieles católicos. Este texto estipula que las cofradías y hermandades de fieles católicos y demás agrupaciones que organizan, dirigen y constituyen a las procesiones de semana santa, incluida naturalmente la de Popayán, deben actuar conforme a los cánones de dicho Código y, por ende, estar en plena adhesión y exclusividad a la fe católica, apostólica y en comunión con el Papa romano.
Como bien lo indica el canon 312 del Código de Derecho Canónico, no pueden pertenecer a dichas asociaciones organizadoras de las actividades de semana santa aquellas personas que rechacen la fe católica, que se encuentren apartadas de la comunión eclesiástica o que estén incursas en excomunión. Por esta razón, toda vez que se utilizan los lugares de culto de la Iglesia Católica Apostólica y Romana ubicados en la ciudad de Popayán, para la realización de dichas procesiones, se entiende que ha dado su consentimiento para ellas y, por dicha razón, tales procesiones son actuaciones intrínsecamente religiosas de carácter exclusivo de un culto específico: el cristiano católico, apostólico y romano.

El Capítulo III del título V del Código de Derecho Canónico estipula que incluso las asociaciones privadas de fieles católicos deben contar con el consentimiento y aprobación de las autoridades eclesiásticas católicas para su constitución a pesar de que tengan relativa autonomía eclesiástica en comparación con las asociaciones públicas de fieles, públicas en el sentido eclesiástico y no solo en el civil. Por esta razón, es justificable asumir que las organizaciones que administran y realizan las actividades propias de la semana santa de Popayán han recibido dicha aprobación formal de las autoridades católicas competentes toda vez que dichas organizaciones actúan en nombre y en representación de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, de sus creencias, y no de otros cultos.

Por lo anterior, es claramente evidenciable que las procesiones de semana santa de Popayán responden a una fe religiosa y a una denominación particular, por lo que tales acciones no se enmarcan dentro la esfera pública estatal y pertenecen claramente a la esfera propia de los católicos y de la Iglesia Católica Apostólica y Romana.

El favorecer a un credo particular, en este caso el católico romano, pone en situación de desventaja a los ciudadanos seguidores de otras fe o de quienes no poseen alguna. Tal situación también puede hacer que otros grupos religiosos soliciten también financiación para sus propios credos y ritos, lo que profundizaría aún más la violación al Estado Laico. Tal situación ya se vislumbró en las declaraciones del imam Julián Zapata, fundador del Centro Cultural Islámico, quien sobre este caso afirmó al diario El Tiempo, en nota publicada el 18 de septiembre de este año, que su confesión, el islamismo, nunca ha recibido aportes del Estado y pidió que en lugar de retirar el apoyo a las procesiones católicas, se diese apoyo económico a las actividades del judaísmo, el islam y otros credos.

Al respecto, también la Corte Constitucional ha conceptuado que no se puede, en aras de una pretendida igualdad, entrar a favorecer a todos los credos en términos simbólicos, propagandísticos o económicos, ya que tal situación es de por sí imposible de realizar.

No tenemos ningún propósito discriminatorio sino, más bien, buscamos que no se oficialice la discriminación religiosa al darle preferencia a los rituales católicos por encima de los otros ritos del país. La Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo no cuestiona la declaratoria de patrimonio cultural inmaterial de las procesiones de semana santa, sino la autorización para asignar recursos públicos con el fin de promover estos ritos específicos, exclusivos de una sola iglesia, lo cual es incompatible con un Estado laico y su deber de neutralidad religiosa.

Nuestra ONG es consciente que lo religioso es parte de la cultura, así como lo es la gastronomía, la música tradicional, las lenguas indígenas, los dialectos propios del castellano, las artesanías, entre muchas manifestaciones más. No obstante, las prácticas y tradiciones religiosas tienen la connotación adicional de hacer parte del fuero personal y del conjunto de los creyentes. Estas creencias y prácticas, aunque culturales, han sido declarados parte de una esfera autónoma e independiente de la esfera pública, como lo es la esfera eclesiástica. Es así como se ha llegado al desarrollo de la teoría del Estado laico. El hecho de que la Unesco haya incluido a las procesiones de semana santa de Popayán como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad no implica una autorización constitucional para que el Estado destine recursos públicos con miras a su promoción e incentivo puesto que ellas son intrínsecamente religiosas.

Cabe señalar que de los diez elementos inscritos como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad ante la Unesco, las procesiones de semana santa de Popayán no están en la lista de tradiciones que requieren medidas urgentes de salvaguarda. El único elemento que requiere medida urgente es el vallenato, la música original, del Magdalena medio .

Para el caso de las procesiones de semana santa de Popayán la Unesco, en documento del 2009, no pide al Estado Colombiano destinar partidas presupuestales fijas anuales del municipio de Popayán y el departamento del Cauca, en este se menciona como medidas de salvaguarda “actividades de sensibilización, comunicación y conservación de obras de arte, y están respaldadas por el compromiso de las comunidades interesadas y las autoridades nacionales y locales” .

Añadimos a lo anterior, que no todos los elementos declarados para Colombia como patrimonio cultural inmaterial de la nación tienen una ley que obligue a destinar partidas presupuestales del municipio y el departamento. Véase por ejemplo la Ley 706 de 2001, la cual declara como patrimonio nacional el Carnaval de Barranquilla y los Carnavales de Pasto, no obliga a los departamentos de Atlántico y de Nariño a destinar partidas  presupuestales. En otro caso la declaración de patrimonio cultural del sistema normativo de los wayuu de la Guajira o la música de marimba del Pacífico no ha llevado a una ley donde se especifique presupuesto.

Las procesiones de semana santa en Popayán no van a desaparecer aunque el Estado Colombiano proceda correctamente al dejar de financiarlas, ya que cuentan con una amplia base de feligreses católicos y reciben el apoyo de una administración eclesiástica que debe contar con los recursos necesarios para financiar sus ritos y actividades religiosas: la Iglesia Católica Apostólica y Romana. Se añade que esta iglesia goza del privilegio de la exención total de impuestos y declaración de renta.

Por su contra, si el Estado dejase de financiar la salvación de lenguas indígenas del Cauca como el Namui Wam (antiguamente guambiano), Nasa Yuwe, Eperera, Inga y el Kamsa, si podrían desaparecer. No estamos diciendo que una tradición cultural sea más importante que otra, sino que en el caso de las procesiones católicas, estas tienen un apoyo social y eclesiástico que garantiza su permanencia, mientras que elementos culturales no religiosos han quedado de lado por no contar con una ley, en las que su promoción hay legisladores pro-religiosos.

Hacemos un respetuoso llamado a la Honorable Constitucional para que en esta oportunidad se pronuncie claramente sobre la financiación de eventos religiosos con dineros públicos, siguiendo el camino ya marcado por su propia jurisprudencia (C-350/91, C-766/10, C-224/16, entre otras)  de salvaguardar la neutralidad del Estado en asuntos religiosos, es decir la laicidad.
En conclusión, la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo considera que se debe declarar inexequible el Artículo 4 de la Ley 891 de 2004 ya que los recursos públicos NO pueden dedicarse a temas religiosos en general aunque sean patrimonio inmaterial en un Estado Laico.

Muchas Gracias.